La historia

La Villa fue edificada en 1904 por  El colonel Vicente Sanchis y Guillen, fue bastante próximo del Rey de España Alfonso XIII y estaba un literato. Fue deputado a los Cortes de Cuba, comandante de la plaza y del puerto de Bilbao. Para terminar, este hombre fue distinguido de la « légion d’honneur ».

Mas tarde, el General y Conde Grégoire Nostitz, jefe del estado mayor de la guardia imperial del zar Nicolas II y representante personal del zar junto a los aliados en 1917, se ha instalado en Biarritz.

Su esposa, la condesa Nostitz, americana de nacimiento y ex miembro de la famosa « Palmer Company » en New York, estaba considerada en Rusia como una gran señora del regimén zarista. Estaba muy instruida y hablaba 5 idiomas. Hablará de este periodo de su vida en su obra « Romance and Revolutions ». Organizaba partidas de bridge o té con baile en la Villa Sanchis. El conde Nostitz falleció en 1926 en Biarritz.

Dos años y medio después de la muerte de su esposo, la condesa sa casó con el hijo de una familia sevillana, Manolo Dionisio Fernandez y Azabal, apodado « El andaluz de Biarritz o el mejor de los gentlemen toreros ». Después de la ceremonia religiosa, es en la Villa Sanchis que se celebró la « modesta » recepción de 81 invitados.

En septiembre 1952, la familia Fernandez y Azabal celebran un cocktail de adioses en la villa Sanchis.

La villa fue comprada por una rica familia de negociantes que se instalarón por numerosos años.